mayo 23, 2015

Competencia puede impactar negativamente a Pemex y CFE: informes

México, DF. El aumento de la competencia en el sector energético en México puede tener un impacto negativo en los resultados de operación y condiciones financieras de las dos empresas productivas del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), según advierten por separado sus respectivos Informes Anuales de 2014.

Los informes dados a conocer a las autoridades bursátiles e inversionistas el pasado 30 de abril de este año, la CFE , reconoce que “la apertura del sector eléctrico a la inversión privada podría afectar el negocio de CFE de manera adversa”.

Adicionalmente, “los negocios de CFE podrían verse afectados adversamente por la situación general de la economía mexicana, por la devaluación del peso, por la inflación, por tasas de interés altas, o por acontecimientos políticos en México”.

En su informe de 318 páginas, se recuerda que la CFE ha incurrido “y de acuerdo a sus programas de gasto de inversión, probablemente seguirá incurriendo en deuda por montos importantes”.

Después de que el 20 de diciembre del 2013, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promulgó el decreto de reforma constitucional, con lo que se culmina la reforma energética, hasta el 30 de Abril de 2015, fecha de la emisión de su Informe Anual, destaca que“la CFE no cuenta con los elementos suficientes para evaluar los posibles efectos de esta reforma energética en su situación financiera”.

Por su parte, Pemex señala que si la empresa no está en condiciones de competir exitosamente con terceros en el sector energético en México, “esto podría tener un impacto en su situación financiera y sus resultados de operación”.

En su informe de 492 páginas la ahora empresa productiva de Estado, advierte que una mayor competencia implicará mayor dificultad para que Petróleos Mexicanos contrate y retenga personal calificado.

Es importante recordar que la Ley de Hidrocarburos permite que otras compañías petroleras, de manera adicional a Pemex, lleven a cabo ciertas actividades relacionadas con el sector energético en México, incluyendo actividades de exploración y extracción.

En los documentos enviados a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y a su contraparte estadunidense (SEC por sus siglas en inglés), debido a que Pemex emite deuda en los mercados internacionales , se advierte que “Pemex  no puede garantizar que tendrá o estará en posibilidades de obtener, en el tiempo esperado, los recursos suficientes que sean necesarios para explorar y extraer las reservas a través de las asignaciones que el Gobierno Federal le adjudicó en la Ronda Cero o, en su caso, a través de los derechos que se le adjudiquen en el futuro.

Incluso Pemex podría perder el derecho para la extracción de estas reservas si no cumple con el plan de exploración establecido, lo que podría afectar de manera adversa los resultados de operación y condición financiera de Pemex.

Aunado a lo anterior, el aumento en la competencia en el sector de petróleo crudo y gas en México puede incrementar los costos para la obtención de campos adicionales en las licitaciones por los derechos sobre nuevas reservas.

Se destaca que Pemex debe hacer fuertes inversiones para mantener sus niveles de producción actuales y para incrementar las reservas probadas de hidrocarburos de México asignadas por el Gobierno Federal. “Las reducciones en los rendimientos de Pemex, así como su incapacidad para obtener financiamiento pueden limitar su capacidad de realizar inversiones”.

Otro de los factores de riesgo que se enumeran en el Informe Anual de Pemex correspondiente a 2014, es que la capacidad de Pemex para hacer estas inversiones está limitada por la cantidad de impuestos y derechos que se pagan al Gobierno Federal, la facultad del Gobierno de ajustar el presupuesto anual de Pemex y los decrementos cíclicos en sus ingresos debidos principalmente a la caída en los precios del petróleo.

Adicionalmente, la disponibilidad de financiamiento podría limitar la capacidad de Pemex para realizar inversiones necesarias para mantener los niveles de producción actuales e incrementar las reservas probadas de hidrocarburos que puede extraer.

Los informes oficiales también se refieren al aumento de las actividades delictivas en el país y “la violencia asociada a ellas podrían tener un impacto negativo en la situación financiera y los resultados de operación de Pemex”.

Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada