agosto 17, 2015

Se culpan Pemex y CFE por explosión

Un día después de la explosión reportada en el gasoducto Escobedo-Santa Catarina que atraviesa el municipio de García, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) se señalaron mutuamente como los responsables del accidente que dejó cuatro trabajadores muertos el pasado martes.

En un primer término Pemex envió un comunicado deslindándose del incendio y asegurando que “fue ocasionado por un golpe de maquinaria de una empresa particular, en una obra ajena a Pemex”.

Esa empresa, de acuerdo al director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección Ambiental para el Sector hidrocarburos (ASEA), Carlos de Regules Ruiz-Funes, se llama SEPISA y “estaba realizando trabajos de excavación para colocar pilotes presumiblemente para soportar infraestructura de transmisión eléctrica”.

De acuerdo al sitio web de SEPISA, el giro de la compañía es el diseño y construcción de proyectos de conducción y distribución de energía eléctrica, y actualmente trabaja para la CFE.

El Horizonte trató de confirmar esta situación con la CFE; sin embargo, extraoficialmente se informó que esta paraestatal no estaba involucrada en ningún tipo de trabajo y que más bien se trataba de obras para Pemex, por lo que no se daría información al respecto.

Dicha versión fue soportada por el procurador general de Justicia, Javier Flores Saldívar, quien temprano por la mañana aseguró que los trabajos eran para Pemex y que la profundidad de las excavaciones fue instruida por este organismo descentralizado.

“Pemex les da la profundidad a la cual deben hacer las excavaciones. Acababan de llegar a ese lugar, empezaron a hacer las excavaciones y sucedió el incidente (…). Eran trabajos de construcción relacionados con la ductería de Pemex”, dijo el procurador.

Al cierre de esta edición lo cierto es que hay cuatro personas fallecidas y una investigación abierta por la ASEA para deslindar responsabilidades, cuyos resultados tomarán al menos tres meses.

Se reúnen autoridades estatales y federales

Ayer a mediodía se reunieron autoridades del gobierno estatal y federal para declarar iniciadas la investigaciones para determinar las causas que provocaron la explosión en un gasoducto en García, la cual dejó cuatro personas muertas, y eventualmente revelar quiénes son los responsables de este accidente.

En la encerrona que se llevó a cabo en el Palacio federal del municipio de Guadalupe estuvieron presentes el delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Víctor Jaime Cabrera; la delegada de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Mayela Quiroga; el director de Protección Civil de Nuevo León, Jorge Camacho Rincón, y el director de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección Ambiental para el Sector Hidrocarburos, Carlos de Regules.

Aunque los resultados de las indagatorias demorarán al menos tres meses, de Regules Ruiz-Funes adelantó que “estamos claramente ante una situación prácticamente confirmada de un golpe de una maquinaria a un ducto de gas (…). La hipótesis preeliminar es el golpe del ducto por esta maquinaria de perforación. Lo que sigue hacia adelante es la realización del análisis causa-raíz. Ese análisis lo va a coordinar la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente que nos toca dirigir, para determinar las causas y el origen de la falla”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada