julio 30, 2014

Avalan PRI y sus aliados leyes eléctrica y de energía geotérmica

Periódico La Jornada
Miércoles 30 de julio de 2014, p. 5
La mayoría mecánica de PRI y PAN, que complementan con PVEM y Panal, avaló anoche en la Cámara de Diputados las leyes de la Industria Eléctrica y de Energía Geotérmica, que sustituye a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) como productora y distribuidora por empresas privadas trasnacionales que ya cuentan con más de 40 por ciento del mercado y que, incluso, bajo el modelo de ‘‘abasto aislado’’ podrán instalarse en México sólo para exportar a Estados Unidos.

Mientras el PRI y sus aliados argumentaron que se da un paso hacia ‘‘el futuro y la modernidad’’, las bancadas de oposición señalaron que se trata de ‘‘una segunda ola privatizadora’’, aún más agresiva porque, indicaron, finalmente priístas y panistas cumplieron su objetivo de terminar con Petróleos Mexicanos (Pemex) y la CFE.

La minuta fue aprobada en lo general con 331 votos y 128 en contra; al cierre de esta edición continuaban las reservas en lo particular. Los panistas celebraron, como lo hicieron en diciembre en la reforma constitucional, su ‘‘victoria cultural’’ e incluso Juan Bueno Torio, quien en tribuna presumió su rancho cafetalero en Córdoba, aceptó que Acción Nacional surgió para combatir la nacionalización petrolera y salvar ‘‘a la economía sometida al poder del monopolio estatista’’.

Desde el PRD cuestionaron el ‘‘cinismo’’ con el que actúa el ex director de Pemex Refinación. ‘‘Su ambición es ilimitada. No sólo es el rancho cafetalero, también el de caña de azúcar, sus distribuidoras de automóviles, el negocio del transporte de combustibles… todo al amparo del poder’’, resumió el perredista Roberto López Suárez.

‘‘Le van a chingar sus fierros’’

Al reanudarse la sesión extraordinaria, PRI y PAN sólo aceptaron dos modificaciones propuestas por el tricolor; una para acotar el objeto de la ‘‘ocupación temporal’’ exclusivamente para instalaciones destinadas a ‘‘prestar el servicio público de transmisión y distribución de energía eléctrica en aquellos casos en que, por las características del proyecto, se requiera de una ubicación específica’’, y una más para definir como derecho la contraprestación para la ‘‘ocupación temporal’’, aunque no se fijó un porcentaje.

En tribuna, el perredista Mario Alejandro Cuevas expuso que en la redacción de la ley se describe ‘‘el mecanismo para chingarle sus fierros’’ a CFE y para despojar a los propietarios de sus tierras. Porque, insistió, si un campesino se niega a ceder sus predios, aun después de la mediación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, se pedirá una servidumbre legal ‘‘al Ejecutivo, al papá de los pollitos, al jefe de ustedes, y la va a extender, junto con una carta de desalojo, con la policía, y luego le van a tirar una limosna como indemnización. Lo están convirtiendo en el verdugo de los desalojos’’.

Alejandro Rangel (PRI) sostuvo que la figura del desalojo es la antítesis de la serie de televisión estadunidense de la década de los 60 Los Beverly Ricos, ‘‘de campesinos que encuentran petróleo y su vida es muy feliz’’.

Además, insistió Bueno Torio, para un pozo petrolero no se requiere ‘‘quitar un predio de tres hectáreas’’ y ejemplificó que en Poza Rica se extraen hidrocarburos incluso en predios particulares en la zona urbana.

Su compañero de bancada Fernando Rodríguez sostuvo que quienes se oponen a la apertura ‘‘idolatran al Estado, quisieran que fuera dueño absolutamente de todo, ahogara a la iniciativa privada e individual, e incluso tienen como modelos a Cuba o Corea del Norte’’. Y defendió la ‘‘victoria cultural’’ panista.

‘‘¡Qué caras nos han salido las victorias culturales del PAN! ¡Carísimas!’’, expresó el diputado Rodrigo González Barrios (PRD). Refirió que el blanquiazul aplaudió y votó la desnacionalización de la banca en 1992, pero ésta ‘‘tronó y se pagaron 90 mil millones de dólares’’. También avaló la contrarreforma al ejido, de Carlos Salinas de Gortari, ‘‘y nos dijeron que era por la autosuficiencia alimentaria y 22 años después no lo somos. ¡Qué victoria cultural del PAN!’’

González Barrios expuso que si los panistas argumentan que el rechazo a la ley es para obtener una bandera electoral en 2015, ‘‘¡ni que fuéramos la monita (La Venus de Milo) de los cerillos Clásicos, sin manos para defendernos!’’

La diputada Irazema González (PRI) argumentó que para contar con ‘‘más y mejores opciones’’ de electricidad ‘‘era necesario abrir un ambiente de competencia’’ y señaló que la existencia de un mercado abierto de energéticos ‘‘no está reñida con la rectoría del Estado’’.

Afirmó que el subsidio a las tarifas no desaparece, sino que se amplía con el apoyo focalizado, y sostuvo que la transmisión y distribución de la electricidad seguirá bajo control de CFE, aunque estas atribuciones quedarán en manos del centro nacional para el control de energía (Cenace), como explicó Bueno Torio.

Refirió el panista que CFE ‘‘será una empresa paraestatal que cede la transmisión y la distribución de la energía eléctrica al Cenace, que controlará la operación de las redes de transmisión y distribución para dar acceso a todos los que quieran comercializar la energía, pero no a título gratuito. Tendrán que pagar peaje’’.

Esto es, desmenuzó el petista José Alberto Benavides, se perfila la desaparición de CFE, porque ya no será productora ni distribuidora de electricidad, a la que además se divide en subsidiarias que operarán por separado para no obstaculizar a las compañías privadas, de las que dependerá el suministro nacional.

Ricardo Mejía Berdeja, vicecoordinador de Movimiento Ciudadano, expuso que se amplía la participación de compañías como Iberdrola, Unión Fenosa, Mitsubishi, Alsthom y Electricité de France que ya acaparan, mencionó, casi la mitad del mercado mexicano para consumar la privatización total de la electricidad en el país.

René Fujiwara (Panal), nieto de Elba Esther Gordillo, festinó que el país se encamina hacia ‘‘un futuro energético’’ y rechazó ‘‘que en aras de obtener hidrocarburos no convencionales cedamos el agua’’, pero el lunes votó en favor de la fractura hidráulica (fracking).

Fuente: La Jornada



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada