enero 20, 2015

Continúa campaña contra medidores digitales de la CFE

Miembros de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica aseguraron que existen más de mil quejas por el cambio de medidores y la Profeco no ha intervenido a favor de los usuarios.



Opositores al uso del aparato aseguran que son desechos y no es obligatorio aceptarlos.
La Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica llamó a la población a no caer en el "engaño" de contratos que se hacen llegar a domicilios con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para el cambio de medidores digitales, al recalcar que esos instrumentos en otros países incluso son considerados "desecho" por su falta de calidad y riesgos.

En conferencia de prensa, indicaron que ya hubo algunos avances con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) delegación Morelos, luego de varias manifestaciones y plantones.

Entre los acuerdos está el mantener una mesa de trabajo para exponer los casos de cobros injustificados y elevados que aplica la CFE y proteger a los usuarios.

Por otra parte, se determinó que no se puede obligar a ninguna persona a utilizar cualquier servicio o instrumento de medición sin su consentimiento y mucho menos presionarlo. Señalaron que se irán revisando los acuerdos y se vigilará su respectivo cumplimiento.

Advirtieron que ya tuvieron conocimiento de que la CFE ha hecho llegar y buscará expandir esta medida de entregar contratos a los usuarios, bajo condiciones de abuso e ilegales y supuestos compromisos de verificación sobre el funcionamiento de los medidores.

Destacaron que no están de acuerdo en que se usen forzosamente los medidores digitales, al sostener que no son compatibles en la zona centro del país. "Estos equipos en Europa y países de África son considerados como basura, sin embargo aquí en México hacen un negocio con funcionarios sin importarles el perjuicio. Esos medidores generan radiación y con todos esos, en una cantidad masiva, seguramente tendremos problemas de salud, pero eso nos lo quieren ocultar".

Además sostuvieron que contrario a lo que la comisión asegura, que son gratuitos, cuestan alrededor de ocho mil pesos y se les cobra en los recibos a los usuarios, con el argumento de que son lecturas estimadas y las personas no saben si están pagando el cambio del equipo o la energía que consumieron. 

Fuente: La Unión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada