junio 17, 2014

Sobornos y tráficos de influencias han sido la constante en las principales paraestatales del país en las licitaciones de productos y servicios que requieren para su optimo funcionamiento han generado un jugoso negocio para unos cuantos.

Documentos en poder de El Punto Crítico, evidencian el fraudulento en la adjudicación de contratos para la compra de equipos de computo a la señora Claudia Rincón Pérez, mejor conocida en la paraestatal como la “Reyna de las Licitaciones” quien soborna trabajadores de las paraestatales con millones de pesos a cambio de la aprobación de sus proyectos.

Los documentos en poder de este diario indican que desde el sexenio pasado la empresaria especializada en distribuir equipo de cómputo y de alta tecnología a distintas dependencias de gobierno ha obtenido contratos por casi mil millones de pesos anuales con la creación de siete empresas fantasmas que compiten entre sí para ganarse un contrato gubernamental. Contratos que no han sido auditados ni revisados por laAuditoría Superior de la Federación

Los documentos demuestran que el desfalco y tráfico de influencias en la paraestatal tiene un costo superior a los mil millones de pesos a favor de una docena de sus empresas pero que la propietaria es la misma y que cada vez que se presenta una convocatoria sobre este rubro se presenta en las licitaciones

Los datos revelan que la millonaria empresaria con oficina sede en el Centro Histórico del Distrito Federal tiene comprados a funcionarios de mediano rango de CFE que autorizan contratos a cambio de un 10 % de comisión por lo vendido.

Cabe resaltar que los documentos indican que Claudia Rincón Pérez realizó negocios turbios con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero al realizarse una auditoria en el año del 2009 se descubrió que los funcionarios públicos que trabajaban con la Reyna de las Licitaciones ahora laboran en las paraestatales, centro de la reforma energética.

Además se ha demostrado que sus operadores son Alejandro Somuano Ventura, Enrique Gerardo Amador Tardiff y Jesús Ortiz Beltrán quienes hace ocho años fueron contratados por el IMSS durante la administración de Juan Molinar Horcasitas (diciembre 2006-marzo 2009) y los dos últimos estuvieron bajo las órdenes de Carlos Felipe Castañeda Gómez del Campo, primo de Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del presidente Felipe Calderón, y ahora continúan en sus puestos a pesar del cambio de administración.

Información del Instituto señala que entre diciembre de 2007 y septiembre de 2010, Castañeda Gómez del Campo se desempeñó como director de Innovación y Desarrollo Tecnológico. Durante ese periodo, Amador Tardiff fungió como coordinador de Administración de Infraestructura, y Ortiz Beltrán como jefe de la División de Telecomunicaciones, dependiente de la Dirección de Desarrollo e Innovación Tecnológica.

Desde esos cargos, los tres controlaban los procesos de requisición de bienes, licitación y adjudicación de contratos, mañas que aún practican en CFE y Pemex ganando millones de pesos en la aceptación de sobornos a través de contratos leoninos aceptados por funcionarios de alto nivel de las paraestatales.

Las empresas que participan en dichos procesos son Grupo Uno Alta Tecnología en Proyectos e Instalaciones, Soluciones Tecnológicas Especializadas, Soluciones Administradas de Infraestructuras Tecnológicas, Redes y Soporte en Microcomputación, Ofi Store, Oficial Store e Ingeniería de Cómputo y Aplicaciones, todas propiedad de Claudia Rincón y beneficiadas por Pemex así como CFE.

GARANTIZA CONTRATOS HASTA EL 2010

Los documentos filtrados a este rotativo indican que según antecedentes del año 2009 al 2019, Claudia Rincón obtuvo contratos por más de 137 millones de pesos y en 2010 las adjudicaciones sumaron más de 974 millones de pesos. En 2011, tras la salida de estos funcionarios, los contratos ganados por las empresas de Claudia Rincón sumaron apenas 261 millones de pesos.

De acuerdo con fuentes del IMSS, Amador Tardiff fue despedido en mayo de 2010 en un intento por salvar la cabeza de Castañeda Gómez del Campo luego de que se destapara el escándalo de los contratos adjudicados a Hildebrando, empresa propiedad de Diego Hildebrando Zavala Gómez del Campo, hermano de la primera dama.

Ortiz Beltrán, por su parte, fue despedido en noviembre de 2010 del IMSS como parte de una limpia a las áreas de compras llevada a cabo por la coordinación de Administración de Infraestructura.

Alejandro Somuano, quien ingresó al Instituto en agosto de 2009 como titular de la Unidad de Personal, fue el encargado de concretar los despidos y finiquitos de ambos funcionarios. Dejó la institución en abril de 2011.

El primo de Margarita Zavala se fue del IMSS desde septiembre del 2010 y no ha vuelto a ocupar cargos en la administración pública federal.

CONTINÚAN ACTOS DE CORRUPCIÓN EN CFE

Al parecer el primo de la exprimera dama, Margarita Zavala, Alejandro Somuano continúa cometiendo actos de corrupción en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para beneficiar a Claudia Rincón con la otorgación de contratos de más de 200 millones de pesos al año para la compra de equipo de cómputo que la empresa necesite.

Se enfatiza en los documentos que desde la llegada de los funcionarios corruptos la dependencia ha adjudicado contratos por más de 300 millones de pesos, de los cuales más de 280 millones han sido entregados mediante documentos suscritos por Amador Tardiff y Ortiz Beltrán.

En noviembre del 2012 cuando Somuano asumió la dirección de Administración, la CFE otorgó la primera adjudicación a las empresas de Claudia Rincón: un contrato para la adquisición de más de 18 mil computadoras, cuya ejecución estuvo plagada de irregularidades: retrasos y entrega de equipos armados a pesar de que fueron cobrados como nuevos con un precio de 860 a 2 mil dólares.

Después Jesús Ortiz recibió los equipos a pesar de que no tenía facultades para ello, luego de que el personal de almacenes se negara a convalidar la entrega, por lo que los equipos de cómputo fueron pagados antes de que la entrega de los mismos fuera una realidad.

FUNCIÓN PÚBLICA INVESTIGÓ PERO NO HIZO NADA

Al existir antecedentes y denuncias en contra de las empresas de Claudia Rincón favorecidas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos (Pemex) la entonces Secretaría de la Función Pública (SFC) abrió una indagatoria para determinar la relación de la empresaria con las siete empresas que han ganado contratos millonarios por parte de las para estatales, sin embargo la dependencia federal por arte de magia afirmó que no existe delito por perseguir.

Se especifica que durante la investigación se obtuvo información en los teléfonos publicados en las páginas en internet de cada una de las empresas de Claudia Rincón , por lo que según lo encontrado en dos de ellas los teléfonos no existían y en el resto las personas que contestaron se negaron a proporcionar información o los números publicados pertenecían a otras empresas.

CLAUDIA SOLIS SIGUE ACTUANDO DESDE EL EXTRANJERO

Por los golpes legales recibidos la Reyna de las Licitaciones, Claudia Rincón, continúa realizando negocios turbios con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Petróleos Mexicanos desde la ciudad de San Antonio, Texas para evitar que autoridades mexicanas detecten sus actos de corrupción.

Según fuentes entrevistadas por El Punto Crítico la funcionaria tiene diversas direcciones donde se dice que se puede ubicar, la mayoría de estas al sur de la ciudad de México y al nombre de personas que son sus empleados, amigos o amantes para evitar que el Gobierno Federal sepa cuantas propiedades tiene.

Además enfatizaron que el gobierno de Enrique Peña Nieto sabe de la situación y que está en proceso de solicitar su extradición al gobierno estadunidense, pero desafortunadamente funcionarios de las paraestatales se niegan a cooperar con la justicia mexicana y se resuelva la situación de corrupción que envuelve a las paraestatales.

Fuente: Punto Critico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada