noviembre 07, 2014

Anuncian diálogo de comunidades con la CFE sobre Gasoducto Morelos

PUEBLA, Pue. (apro).- Habitantes de comunidades afectadas por el paso del gasoducto Morelos anunciaron que se aprestan a dialogar con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que les informen de manera oficial de la obra del gasoducto que se instala en zona de alto riesgo del volcán Popocatépetl.

El Comité en Defensa de la Vida, el Territorio y el Agua (CDVTA) del municipio de Nealtican, apoyado por habitantes de Acuexcomac, Papaxtla y Tecuanipan, informó que el lunes 10 harán una asamblea en la plaza principal de la comunidad, donde se establezcan las reglas para este diálogo.

En representación de las comunidades, Selene Santamaría dijo que quieren que la CFE y la empresa encargada de construir el gasoducto expliquen a los pobladores por qué no respetan la suspensión provisional que les fue otorgada el 3 de julio a los afectados dentro del juicio de amparo que interpusieron.

Además, adelantó que pedirán que la CFE explique a los habitantes de las comunidades por qué decidieron construir el gasoducto en una zona de alto riesgo volcánico y por qué, al ser Nealtican una comunidad indígena de origen nahuátl, no se realizó una consulta.

“Las autoridades, de los tres niveles de gobierno, exigen a los habitantes de las comunidades afectadas por la construcción del gasoducto mantener una conducta apegada a derecho, sin embargo, son las propias autoridades las que han mostrado desinterés en mantener una conducta apegada a las leyes y al estado de derecho”, reclamó.

En un comunicado, los pueblos afectados señalan que los propietarios de terrenos que no han cedido o mostrado algún interés en negociar la entrega de sus terrenos han sufrido de hostigamiento y amenazas por parte del personal de la CFE encargado de negociar el derecho de paso y por parte de autoridades municipales.

“Las negociaciones con las personas que ya han cedido el derecho de paso por sus propiedades se han llevado a cabo con mentiras e información tergiversada”, denuncian.

“A algunas de estas personas se les dijo que el impacto de la obra en sus terrenos únicamente abarcaría quince metros de ancho, cuando en realidad se han afectado tramos que van desde los veinte hasta los cuarenta metros, además de no haberles entregado ningún documento que avale dichas negociaciones”.

Además, se quejan de que este proceso ha generado “conflictos muy graves” entre familias que habitan en distintos municipios.

“Personal de la CFE ha provocado que se confronten las familias y que los colindantes de los terrenos que han liberado los permisos protesten por no tomárseles en cuenta”, detallan.

“Con base en amenazas e intimidaciones por miembros de la CFE, la constructora se ha introducido a terrenos sin consentimiento o consulta previa a los dueños de dichas propiedades”.

Los pobladores advierten que mientras que la empresa responsabiliza de estos hechos a la CFE, los funcionarios de la dependencia niegan haber dado esas órdenes.

“Se han presentado casos en los que el personal de la CFE ha negociado, incluso pagado el derecho de paso por terrenos donde los individuos a cargo de la negociación no contaban con la documentación pertinente para realizarla, situación que provocó el enojo por parte de los legítimos dueños de los terrenos”, relatan.

Los habitantes de las comunidades aclararon que la mesa de diálogo no implica negociación, sino que buscan que se les dé información verdadera, y se les explique el proyecto Integral Morelos a detalle.

“…les daremos un voto de confianza para poder dialogar en un ambiente de respeto a todas y todos los que participen en el mismo. Queremos que los tres órdenes de gobierno respeten nuestros derechos, que respeten las leyes y las hagan valer, pero no a su conveniencia”, advirtieron.

Fuente: Proceso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada