agosto 22, 2016

La calumnia y la mentira, armas del oportunismo

Viejos y conocidos métodos

La calumnia y la mentira, armas del oportunismo


Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)


En el transcurso de nuestra práctica política hemos aprendido mucho del pueblo. Hemos aprendido de sus ganas de organizarse para luchar contra las injusticias, de su disposición para estudiar y formarse políticamente y de su solidaridad; pero también, en diversos espacios organizativos, hemos conocido a organizaciones y personalidades que con un discurso “socialista” se montan en el movimiento popular con la intención de jinetearlo o para presentarse como los líderes sociales del movimiento, sin haber creado aquellos espacios organizativos o haberse comprometido con el pueblo durante su desarrollo.

Pero, concretamente, ¿de qué estamos hablando? Bueno, enseguida le contaremos. Después de la extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), en 2009, algunos compañeros que ahora forman parte de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), junto a familiares, amigos y vecinos, impulsaron una mesa de quejas contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el Mercado de Bola, Coyoacán, para poder informar las consecuencias del golpe a LyFC, que afectó no sólo a los trabajadores de la compañía, sino también a los usuarios de la energía eléctrica.

Como ya se explicó en el número pasado de FRAGUA, esa mesa de lucha y de resistencia la iniciamos adquiriendo un compromiso con el pueblo ante semejante injusticia. Ya van seis años que somos partícipes de la Asamblea Nacional de Usuarios de la Energía Eléctrica (ANUEE) y nuestra participación ha tenido como objetivo ayudar al pueblo a organizarse y elevar su nivel de conciencia de clase proletaria. Como en todas las actividades de la OLEP, nuestro compromiso siempre ha sido y será con el pueblo.

Desafortunadamente, ahora que la mesa se encuentra consolidada y el movimiento crece, llega una persona de manera cobarde, oculta detrás de las siglas de organizaciones y referentes de lucha de trabajadores y del pueblo, a decirnos cómo hacer las cosas, violando los Estatutos de la ANUEE y recurriendo a la mentira y a la calumnia para sembrar la desconfianza entre el pueblo.

Nuestra participación en la ANUEE siempre ha sido de respeto y apego a sus Estatutos, en los cuales en ningún momento se establece que organizaciones populares independientes tengan que pedir permiso para estar presentes o para repartir sus publicaciones. Al contrario, en su artículo 2° se menciona lo siguiente: “Impulsar la unidad, organización, lucha, solidaridad y fraternidad de los usuarios de la ANUEE entre sí, con otras organizaciones de usuarios en lucha y con el pueblo y los trabajadores en general”.

Nuestra participación siempre ha impulsado la organización, la lucha y la solidaridad del pueblo, entonces ¿cuál es el problema con que estemos en ese espacio organizativo? ¿A quién tendríamos que pedir permiso para estar presentes? La mesa de quejas con registro 119 en el Mercado de Bola de la delegación Coyoacán la construimos con familiares, amigos y vecinos desde su inicio, por lo que preguntamos ¿cuál es el temor que como organización participemos en una mesa que ayudamos a fundar?

¿Qué militantes de organizaciones independientes no pueden ser Coordinadores? Nuevamente nos apegamos a los Estatutos, que en el inciso “b” de su artículo 9°, referente a “Miembros Activos Comisionados y Coordinadores”, expresa lo siguiente: “Son Miembros Activos Comisionados y Coordinadores todos aquellos Miembros Activos que han sido electos en las Asambleas Generales para participar en alguna Coordinación y/o comisión, que no han renunciado, ni sido removidos de su cargo, ni expulsados de la ANUEE.” Por lo que es erróneo impedir que militantes de organizaciones populares independientes, como la nuestra, puedan ser Coordinadores; de ser así no se estaría respetando lo que se plasmó en los Estatutos; asimismo, decir que a otra instancia le competen esas decisiones también es alejarse de los Estatutos.

Mantener un discurso de falsas acusaciones, mentiras y calumnias termina por sembrar confusión entre el pueblo, evitando la unidad propuesta por la ANUEE entre el pueblo y sus organizaciones. En el artículo 1° de los Estatutos se menciona que “Los Usuarios de Energía Eléctrica han constituido un instrumento de organización y lucha, independiente y autónoma del gobierno, los empresarios, las religiones y los partidos políticos…”, pero al estar recurriendo a la mentira y a la calumnia contra otras organizaciones para hacerlas a un lado, se termina por reproducir las versiones del Estado. Es injusto que en un movimiento como la ANUEE, una persona que la integra repita el discurso policiaco del Estado y del gobierno, entonces ¿cuál independencia del gobierno si se hace eco de sus calumnias que tienen como finalidad evitar la consolidación de procesos organizativos y “legitimar” el linchamiento mediático y la represión? La calumnia sólo beneficia al Estado, ya que así “justifica” su accionar represivo y divide al pueblo.

¿Con qué sustento moral y político una persona nos quiere hacer a un lado? Con los supuestos “argumentos” mencionados, dice el que nos calumnia. Pero, recordemos que la mesa del Mercado de la Bola se inició desde antes de la creación de la ANUEE y que desde su inicio hemos estado presentes. Ahora que el proceso organizativo se encuentra consolidado, esa persona llega presentándose con mucho “choro” y con gran “experiencia” y nos pretende quitar, pero no sólo no tiene argumentos para lograrlo, sino que además durante años no hemos visto su trabajo y mucho menos ha sido capaz, ahora, de realizar tareas elementales como conseguir las sillas, las lonas, las mesas y el sonido para las asambleas, es decir, sólo quiere llegar a hablar y sin comprometerse a nada concreto.

Ante dicha situación, nosotros como OLEP no perdemos la brújula en el camino, seguimos reivindicando que nuestro compromiso es con el pueblo, que el enemigo es la burguesía y el Estado que representa sus intereses. Sin embargo, en nuestro camino con el pueblo para luchar por sus intereses inmediatos e históricos, nos hemos encontrado con el nefasto oportunismo, y nuevamente decimos que no es el enemigo principal; sin embargo, debe acotarse su influencia con nuestra práctica y compromiso político.

Seguiremos elevando el nivel de conciencia de clase proletaria, intensificando la formación y la agitación política, continuaremos siendo ejemplares y congruentes en la lucha por los intereses inmediatos e históricos del pueblo, no supeditaremos la lucha económica a la lucha política y denunciaremos las calumnias a las que recurre el oportunismo. Finalmente, seguiremos empujando la lucha del pueblo hasta conseguir la victoria histórica, que es la construcción de una sociedad más justa y avanzada, que es el socialismo.


¡Luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!



NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección DEBATE del No. 17 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), en circulación desde el 23 de mayo de 2016.


NOTA  1: ESTA PUBLICACIÓN FUE REALIZADA CON LA AUTORIZACIÓN DE LA MISMA Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada