julio 19, 2016

EDITORIAL

Una constante a través de la historia mundial es el hecho de que la inteligencia, sea que se manifieste en su vertiente educativa, cultural o científica, se haya en permanente confrontación con las apetencias dictatoriales, violentas y corruptas de quienes se abrogan el derecho a decidir, contra la voluntad popular, el devenir histórico de los países en cualquier latitud del mundo.

   En ese orden de ideas se inscriben los acontecimientos que se han desarrollado en México a partir de la imposición, a punta de balas, de una punitiva reforma laboral-administrativa, burdamente disfrazada de educativa, Aprobada en el Congreso de la Unión por una mayoría parlamentaria servil y rastrera para satisfacer las exigencias de una gavilla de empresarios nacionales y extranjeros que desde siempre han visto en la educación un filón de oro que solo a ellos les atañe.

   A lo largo de la historia universal, los explotadores, depredadores, los corruptos, los homicidas, los capitalistas ladrones e irracionales, que cínicamente invocan altos valores democráticos para continuar espoliando a las naciones, han agredido a quienes haciendo uso de la razón defienden la riqueza de sus países y luchan por el respeto a los derechos civiles, laborales, educativos y humanos de la ciudadanía.

   Al igual que ocurrió en los movimientos magisterial de 1958 y el estudiantil de 1968, hoy Peña Nieto arremete furiosamente contra los representantes del conocimiento y la razón: los profesores unidos en la CNTE, así como de los que manifiestan en forma abierta su simpatía por el magisterio disidente, y que, para enojo del Ejecutivo Federal, se cuentan por cientos de miles a lo largo y ancho del país.


   En resumidas cuentas, la reforma educativa en los términos que se aprobó persigue reducir a los educandos a niveles de analfabetismo funcional, destruir a los sindicatos  como armas de defensa laboral de los trabajadores y, a consecuencia de ello, abaratar aún más la mano de obra, incluso la especializada. Por ello los fúricos defensores del mamotreto educativo como el Consejo Coordinador Empresarial; el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios; la Confederación Patronal de la República Mexicana; y la Asociación de Banqueros de México entre otros, y que tienen en la cofradía Mexicanos Primero -liderada por Claudio X. González, Jeque de la educación privada- a su vocero para promocionar una reforma educativa que sólo a ellos beneficia, como en 1958 exigen ahogar en sangre la resistencia del magisterio.

Organización Política Proletaria 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada