agosto 18, 2016

ENTREVISTA A JOAQUIN LEAL DIRECTOR GENERAL DE SUMEX

Ofrecemos precios justos, calidad y ahorro a nuestros clientes, que gozarán de una tarifa fija, sin importar la hora del día, señala Joaquín Leal, Director General y Socio Fundador de la compañía, en una conversación con David Shields, Director General de Energía a Debate.

Suministro Sustentable de Energía en México, S.A.P.I. de C.V. –SUMEX– es pionero en el suministro de servicios calificados en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM). Es la primera empresa privada debidamente acreditada por la CRE como participante en dicho mercado, al haber firmado un contrato con el Centro Nacional de Control de la Energía (CENACE) en marzo de 2016.

Joaquín, cuéntanos acerca de SUMEX.

Somos una empresa familiar y joven con tres socios 100 por ciento mexicanos de Monterrey, Nuevo León. Uno de ellos es mi primo Sebastián, quien tiene 23 años igual que yo, y el otro es Javier, de 33 años. El capital es totalmente privado y tenemos un equipo sólido, multidisciplinario, en lo financiero y en la parte de mercado. Contamos con el respaldo de corporativos de la región.

Fuimos obteniendo los permisos, contratando gente, armando las estrategias comerciales, ganando penetración de mercado. Las propuestas, los análisis, los algoritmos para formular los perfiles de consumo, todos esos temas los hemos ido desarrollando, especialmente Sebastián y yo, que nos gusta mucho la actuaría. Hicimos los modelos matemáticos para hacer las estimaciones de demanda y compra de energía. Al final de cuentas, todo esto es un negocio financiero que lo tienes que sustentar en números.

Hemos estado muy metidos en la academia, sobre todo en Boston, donde también tuvimos una empresa, y muchos colaboradores forman parte de nuestro grupo de asesores que trabajan desde Massachusetts Clean Energy Center. Creemos que es una buena combinación porque nos dicen por dónde van las tendencias tecnológicas y qué es lo que hay que hacer para estar a la vanguardia y al nivel de Estados Unidos.

¿Qué capacidad de operación tienen?

Tenemos comprometidos 180 megawatts (MW) y nuestra meta para cerrar 2016 es 1,000 megawatts (MW). Tenemos capacidad financiera, fondeada por nosotros, para hasta 5,000 MW. Todo depende del Registro de Usuarios Calificados, los ciclos de pago y las estructuras con el CENACE, las transacciones financieras binacionales, entre otros factores. Pero nuestra estrategia comercial y nuestro poder de venta nos indican que para este año cerraremos con 1,000 MW.

Por ahora tenemos contratos con 50 empresas, un 70 por ciento privadas y 30 por ciento de gobierno, y podríamos cerrar el año con 500. Tenemos como clientes, por ejemplo, Semex (Semaforización), Chuck ’n’ Cheese, Laboratorios Pisa, organismos de aguas en diversos municipios y ciudades del país, empresas de manufactura de Monterrey, entre otras.

¿Pero podrán abastecer a tantos?

Sí, por supuesto. Tener energía no es problema, desde los enlaces de interconexión con Texas tenemos bastante energía, con los generadores nacionales también. Empresas como Fisterra y Generadora Fénix se nos han acercado porque el tema prioritario para ellos son los clientes y las cartas de crédito. Si tienes estos dos elementos y ofreces un pago mejor de lo que les está ofreciendo el mercado –yo les pago cada 10 días, mientras el mercado lo hace cada 45 días–, entonces hay mucha ventaja para ellos.

¿Cuál es su misión y su valor agregado?

Nosotros, desde nuestro software y nuestro personal, entendemos bien cómo se compra y cómo se vende la energía. Entendemos otros mercados, como el norteamericano, ponemos en perspectiva lo que está pasando aquí en México y tenemos nuestro plan de modernización de las instalaciones de nuestros clientes.

Por ahora, empezamos a suministrar a nuestros clientes y el valor agregado de SUMEX es comprarles y venderles energía de la manera más eficiente. Pero eso no termina aquí. Viene la segunda etapa del mercado, que es la respuesta a la demanda. Para esto tenemos que poner mediciones en tiempo real en todos nuestros clientes para que podamos hacer ofertas de demanda controlable al mercado (demand responsing, que se aplica en Estados Unidos). Es un negocio muy interesante que nos lleva a hacer una red inteligente.

Entonces, en SUMEX somos una nueva historia en México porque estamos, primero, muy claros de hacia dónde tenemos que llegar en tres o cuatro años para que nuestros clientes tengan las condiciones para ser clientes inteligentes en el MEM. Tenemos planes de inversión para lograrlo, estamos desarrollando los equipos y las plataformas operativas para hacer las ofertas en tiempo real. Vamos más avanzados de lo que está el mercado, donde por ahora sólo hay un MDA (mercado del día en adelanto). Todavía no hay un mercado en tiempo real cuando ya deberíamos de tenerlo.

¿El no operar en tiempo real ha afectado al MEM?

Por la rapidez con que se gestó la reforma, las instituciones han tenido dificultades. Pero estamos muy metidos con ellas y nos apoyamos mutuamente. Entendemos el mercado bastante bien, por lo que vemos hacia dónde va, vemos dónde están los errores actualmente y dónde vienen las áreas de oportunidad con nuestros usuarios y con las coberturas y los instrumentos financieros que vamos a desarrollar para cubrir nuestro negocio de compraventa de energía.

¿Hay otras suministradoras privadas de servicios calificados?

No, somos la única. Hay unas seis que ya tienen su permiso ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), pero aún no tienen su acreditación. Para poder operar en el mercado, se requiere el permiso de la CRE y después firmar un contrato como participante del MEM ante el CENACE. Nosotros lo hicimos en marzo de este año, basado en una addenda a la Ley de la Industria Eléctrica, con fecha de 29 de enero, que permite a las primeras 10 empresas –seleccionadas con base en su soporte financiero y su capacidad técnica– participar como suministradores, aunque la regulación no estaba lista.

Aún no se han publicado los 18 manuales del MEM. Sólo se han publicado dos, el de las Subastas y el de las Garantías de Cumplimiento. Técnicamente no puede operar un mercado sin la regulación, de ahí que las autoridades optaron por emitir una addenda para que las empresas que ya están listas puedan registrarse. Tenemos un plazo de 180 días para operar aun sin la publicación de los manuales, siempre y cuando cumplamos en papel lo que eventualmente requerirán los manuales una vez publicados, esto es, dejar nuestro cumplimiento documentado.

¿Cómo logró SUMEX estar en ese primer lugar?

Con inversión. Empezamos a invertir desde agosto de 2015 mientras muchas empresas estaban esperando a que estuviera lista la regulación y otros aspectos del mercado. Nosotros dijimos: “Si vamos a apostar, apostemos bien” y empezamos a invertir en los permisos, los planes de emergencia, leer los primeros manuales y poner al trabajar al equipo legal para entender todo y, así, cuando llegara el momento de la apertura, tener todo listo y lanzarlo. Es un asunto de inversión y de riesgo.

¿Qué otras actividades forman parte de ese esfuerzo?

Estamos desarrollando nuestros propios medidores de tecnología mexicana de la mano con el Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE). Desde el tomacorriente donde se enchufan los aparatos, ahí colocaremos una UTR (unidad térmica de resonancia), que funciona como un comunicador y que permite la medición de consumo y el control en tiempo real de cada punto en donde se conecten aparatos, luces, etc.  Esto promueve una ‘smart grid’ dentro de una instalación. Actualmente en el mercado mexicano existe un solo proveedor de medidores y la CFE ya saturó el mercado, por lo que no hay producción de medidores.


¿Cuál es su relación con la empresa Generadora Fénix?

Le compramos energía. Generadora Fénix cuenta con hidroeléctricas administradas por el Sindicato Mexicano de Electricistas quienes, junto con la empresa portuguesa Mota-Engil, hicieron la fusión. También compramos energía a CFE y al mercado.

¿Cómo ves el mercado mayorista, qué le falta y bajarán las tarifas?

Hoy por hoy, el mercado es muy primitivo, muy básico, no me permite desplegar mi software. Los estados de cuenta diarios se están emitiendo en Excel, no hay un mercado de tiempo real, porque aún no está en los manuales de liquidaciones. Pero la gran ganancia es que ya empezamos y eso es una ganancia para todos porque confiamos en que se va a ir modificando y mejorando.

Las tarifas es un tema delicado, por el subsidio y el apoyo gubernamental a CFE. Con el nuevo esquema se abrirá la competencia en suministro básico, puesto que todo aquél que no sea calificado entra automáticamente en servicio básico con tarifas reguladas. Esto podría impactar las tarifas, no necesariamente a la baja.

Falta entendimiento y cooperación por parte de la CFE en cuanto a su papel en el MEM y que cumpla con sus obligaciones estipuladas en la Ley de la Industria Eléctrica y en las disposiciones emitidas por la CRE, referentes a compartir datos de medición en transmisión y distribución con los demás jugadores de la industria. Es responsabilidad del distribuidor enviarnos las mediciones, pero esto no ha sido así. Nosotros tenemos que conciliar esas mediciones con el CENACE.

Entonces, ¿cómo calculan ustedes?

Pues, literalmente le hacemos al cálculo. Pero no sólo eso, debemos hacer el cálculo del monto y de la demanda contra la oferta. Lo que hemos tenido que hacer por el momento es implementar medidas con el IIE orientadas a mi gar el riesgo en mayor medida. Esto ha sido un tanto oneroso para nosotros, pero no podemos parar.

La ventaja de trabajar con el IIE reside en que fue el Instituto quien concibió el mercado, el que lo creó.

Comprendemos que para la CFE es difícil aprender a adaptarse a las nuevas condiciones del sector. Quiere conservar a sus clientes, incluso ganar espacios. Falta equidad, pero confiamos en que esta etapa de aprendizaje sea positiva tanto para CFE como para los privados y todos compitamos en una ambiente equitativo y positivo. Asimismo, la CRE y el CENACE deben continuar trabajando estrechamente con la CFE para hacer que la reforma sea exitosa.

Será deseable que las autoridades sean más receptivas a las propuestas de la industria privada sobre cómo agilizar los trámites. Un ejemplo, nosotros proponemos a la CRE que el Registro Público Único (RPU) sea el vehículo para llevar el análisis y control del consumo de un usuario. A fin de cuentas, la información que ya está cargada en el RPU ya es pública.

¿Para los clientes, cuál es la ventaja de contratar con SUMEX?

Una de las ventajas competitivas de SUMEX es que podemos ofrecer un precio fijo por la vida del contrato mientras se mantenga el perfil de consumo. Es el cliente quien toma la decisión de la vida del contrato, no SUMEX. Y no tenemos diferentes tarifas a diferentes horas del día. Con nosotros la tarifa es la misma todo el día, lo que beneficia al cliente, porque no tiene que concentrar su producción en la noche. Muchas empresas cambian su producción al turno nocturno porque les sale más económico que pagar los picos de energía de día. Tenemos esquemas de protección financiera que nos respaldan para poder garantizar esa tarifa fija.

¿Tienen algún otro proyecto prioritario?

Tenemos uno muy interesante que busca apoyar a la solución de los problemas de movilidad y contaminación. En este momento no puedo dar muchos detalles, sin embargo, te puedo comentar que cuando se concrete, será de alto impacto positivo para la sociedad. SUMEX está comprometido con la sociedad, no únicamente con las empresas y organismos públicos.

También establecimos la Fundación SUMEX. Por cada kilowatt/hora que suministremos, donamos un porcentaje de las utilidades a la Fundación, la cual tiene tres ejes: ecología, medio ambiente y educación.  Esto lo establecimos desde el principio, desde que iniciamos la empresa, por lo que se encuentra en nuestros flujos, proformas y en nuestros contratos. En materia de educación queremos enfocarnos a edades de 10 a 15 años. Vamos a destinar a diferentes instituciones recursos para apoyarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada