diciembre 13, 2016

Limpia en CFE y Pemex

CREDITO: 
Alberto Aguirre M.
El Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana está en pie de guerra, ante el avance de la “estricta separación legal” de la Comisión Federal de Electricidad. El secretario general de esa organización, Víctor Fuentes del Villar, ha endurecido su postura, desde la revisión contractual 2016-2018 con la anterior directiva de la empresa paraestatal, para defender las fuentes de empleo, el salario y las suficiencias presupuestales.

Y es que simultáneamente han alzado la voz, para criticar los “pagos arbitrarios al personal de confianza” que se retiró con Enrique Ochoa Reza y rechazar el plan patronal de cortar a 15,000 trabajadores. Adicionalmente se han opuesto al nuevo esquema de jubilaciones que aumenta la edad de retiro. La migración voluntaria a esa nueva dinámica contractual —denominada CIJUBILA— es negativa a los intereses de los trabajadores y el SUTERM se deslindó de la promoción de este nuevo esquema.

“¡Cuento con ustedes...!”, cierran las misivas que con frecuencia remite Fuentes del Villar a los afiliados al SUTERM.

Ayer circuló profusamente la última de éstas, para instruir a las bases sobre la pretensión para imponer el pago a los trabajadores activos, jubilados y/o pensionados mediante cheques nominativos con la leyenda para abono en cuenta del beneficiario (una medida excepcional que se contrapone a las disposiciones fiscales para la implementación de la nómina digital.

La cláusula 31 del Contrato Colectivo CFE-SUTERM vigente establece: “El pago de salarios a los trabajadores lo hará CFE por regla general catorcenalmente, en moneda de curso legal y preferentemente por medios electrónicos, dentro de las horas de trabajo y en los lugares que de común acuerdo señalen las partes”.

Por su parte, el artículo 101 de la Ley Federal del Trabajo indica: “El salario en efectivo deberá pagarse precisamente en moneda de curso legal, no siendo permitido hacerlo en mercancías, vales, fichas o cualquier otro signo representativo con que se pretenda sustituir la moneda. Previo consentimiento del trabajador, el pago del salario podrá efectuarse por medio de depósito en cuenta bancaria, tarjeta de débito, transferencias o cualquier otro medio electrónico. Los gastos o costos que originen estos medios alternativos de pago serán cubiertos por el patrón”.

Sobre esas bases, Fuentes del Villar sentenció: “las formas alternativas al pago en efectivo no son obligatorias para los trabajadores; ello sólo puede ocurrir previo al consentimiento del trabajador. Cualquier alteración a lo aquí señalado, deberá ser informado inmediatamente a esta secretaría general”.

Paulatinamente, la dirigencia del sindicato de electricistas y la cúpula de la CFE vuelven a distanciarse. Mientras Enrique Ochoa Reza estuvo al frente de la empresa, su trato con Fuentes del Villar más bien fue distante. “Algunas veces se vieron para desayunar en el Four Seasons, pero nunca llegaron a ser muy cercanos”, refieren ex funcionarios federales, “y las dos ocasiones que el joven tecnócrata se apersonó en las oficinas del secretario general de la SUTERM tuvo que irse, sin ser recibido”.

Apenas el pasado viernes 7, el líder máximo del sindicato y el director general de CFE, Jaime Francisco Hernández, comparecieron en una videoconferencia que fue transmitida —en tiempo real, al mediodía— a todas las instalaciones de la empresa. Un gesto que buscaba tranquilizar a los trabajadores administrativos y de campo, que tuvo poco efecto.

Y es que dos semanas antes, los delegados que acudieron al XXVIII Consejo Nacional Ordinario de la organización sindical, recibieron información sobre la intención de la directiva de despedir a 15,000 trabajadores activos y eliminar a todos los empleados temporales y eventuales (sic). La propuesta de la parte patronal —enfatizaron— busca reducir 450,000 millones de pesos del pasivo laboral.

Los malos augurios para la CFE se extienden a Petróleos Mexicanos, donde también estaría en curso un agresivo plan para liquidar a 40% de los trabajadores de la empresa —la mayoría, afiliados al SNTPRM, que encabeza el senador Carlos Romero Deschamps— pero la falta de recursos impide que esta política de limpieza de la nómina sea implementada.

¿El pasivo laboral impide la plena modernización de las empresas productivas del Estado? ¿O es la corrupción rampante?

EFECTOS SECUNDARIOS

¿PROFETAS? Más en broma que en serio, el Coordinador General de Minas, Mario Alfonso Cantú, prometió ponerle un candado a la Exportadora de Sal o entregarla a los empresarios mexicanos, antes de vender sal a los competidores de Mitsubishi Corporation, su socio en la operación de la empresa paraestatal que produce la sal marina más pura del mundo. Y es que tanto en la Comisión de Arbitraje como ante el juez que resolverá sobre presuntas operaciones irregulares en la venta del mineral, se acumulan las evidencias en su contra.

EN SUS MARCAS... El próximo jueves 14, si obtiene la aprobación del Consejo Nacional, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, deberá emplazar a los procesos de selección de los candidatos del partido oficialista a las gubernaturas del Estado de México, Coahuila y Nayarit.

Fuente: El economista

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada