febrero 26, 2016

CFE confía en que primera subasta eléctrica será exitosa

La subasta de Certificados de Energías Limpias (CELs) tiene como objetivo reducir los costos de energía eléctrica en México.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) confía en que la primera subasta eléctrica de largo plazo, que comenzó el pasado noviembre y concluirá a finales de marzo de 2016, será exitosa.

“Hay mucha participación. Es un primer ejercicio, pero confiamos en que será exitoso”, aseguró Francisco de la Parra Díaz de León, subdirector de Generación de CFE, tras su participación en el Congreso México Wind Power 2016.

El proceso de la subasta comenzó el 18 de noviembre de 2015 cuando la Secretaria de Energía (Sener) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Manual de Subastas de Energía a Largo Plazo y concluirá el 31 de marzo cuando el Centro Nacional de Control de la Energía emita su fallo.

Se subastarán Certificados de Energías Limpias (CELs) a 20 años, así como de contratos a 15 años de potencia instalada y energía eléctrica producida, los cuales buscan reducir los costos de energéticos en el territorio nacional.

México cuenta con un potencial de producción eólica aproximadamente de 40,000 megawatts (MW); de energía hídrica es 53,000 mw y de geotérmica de 40,000 mw, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía (SE).

Los CELs son un instrumento derivado de la reforma energética, que también le permitirán a CFE cumplir para 2018 con 5% de su demanda eléctrica con recursos energéticos menos contaminantes.

Debido a que la empresa es la única que comercializa energía eléctrica para uso residencial y comercial en el país, será la única compradora de la subasta.

Ante un posible riesgo de que la primera subasta quede desierta, debido a que el precio de compra fijado por CFE en 70 dólares por mw fue inferior a los 90 dólares en promedio, lo que deja pocas posibilidades a los licitantes, el subdirector de Generación se mostró optimista.

“Debe de existir un portafolio de tecnologías. Vamos a cumplir con la regulación ambiental, pero vamos a mantener tecnologías que para nosotros tengan sentido y hagan mejor el proceso”, precisó De la Parra.

Al cuestionarle si la empresa mexicana contempla la creación de una nueva filial para energías renovables descartó la posibilidad.

“Estamos en proceso de definición, todavía no hay certeza de eso, pero en los siguientes meses se definirá, aunque no lo creo.”

Entre 2015 y 2018, se estiman inversiones en energías renovables superiores a los 12,000 millones de dólares, de acuerdo con datos de México WindPower.

Al cierre de 2016, se prevé que México cuente con una capacidad instalada superior a los 3,000 MW eólicos.

Fuente: Forbes

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada