julio 15, 2016

Activa CFE cacería de ‘colgados’

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) emprendió un programa para ‘descolgar’ de la red de energía a cientos de familias en la colonia Puerto Anapra, informó el superintendente de la paraestatal, Iram Chaparro Rodríguez.

Los cortes se hacen con el fin de que los usuarios se regularicen con un contrato, dijo el funcionario.

“Para poder normalizar esto hay que cortar los servicios que estén conectados y luego reconectarlos en forma correcta”, agregó.

La medida molestó a vecinos de calles como Pez Aguja, Camarón y Salmón, donde cuadrillas de la CFE les retiraron diversos artefactos que utilizaban para obtener la energía de manera ilegal.

Chaparro Rodríguez dijo que en días recientes se desconectaron 144 viviendas de Puerto Anapra, cuyos propietarios ya están en proceso de regularización luego de varios años de tener electricidad sin pagarla.

Sin embargo en ese sector hay más ‘colgados’ que se espera incorporar al programa, expresó el superintendente de la paraestatal.

Señaló que los cortes se realizan normalmente en toda la ciudad a quienes tienen servicio directo, es decir, aquellas conexiones donde no existe contrato ni medidor.

Pero en Puerto Anapra, en el norponiente de la ciudad se están haciendo también mejoras a la red para regularizar muchas de esas viviendas, indicó.

“Traemos una obra para construir la red secundaria donde haya necesidad y con ello darles oportunidad a los usuarios de que se regularicen con un contrato”, expresó.

En un recorrido que se realizó por la zona se pudo observar medidores destruidos y cables cortados de los postes que bajan hacia la mufa.

Algunos de los medidores colocados en los muros del exterior de las viviendas tienen trozos de cables y piezas metálicas denominadas “diablitos”.

Una vecina que omitió dar su nombre por temor a represalias dijo que es costumbre que los colonos se roben el suministro eléctrico.

Puntualizó que la mayoría de las personas que toman de manera ilegal la luz tienen varios aires acondicionados y televisores.

Chaparro Rodríguez dijo que las personas que no pagan el consumo afectan la rentabilidad de la CFE y además causan trastornos a los usuarios que están conectados legalmente.

Los vecinos se quejan frecuentemente de los usuarios ilegales porque causan variaciones de voltaje y falsos contactos que afectan a los clientes que sí tienen contrato, aparte del riesgo de seguridad para las familias ‘colgadas’, indicó.

En esta ciudad hay aproximadamente 5 mil usuarios que obtienen la electricidad con ‘diablitos’ luego de que invadieron casas solas en fraccionamientos de reciente creación, dijo el superintendente.

Existe un segundo grupo, de aproximadamente 500 usuarios, que no tienen red y que simplemente se conectaron como pudieron, agregó. (H. Carrasco / M. Morones / El Diario)

Fuente El diario mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada