mayo 27, 2014

Alstom gana nuevo contrato con la CFE

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La empresa española Isolux y la francesa Alstom firmaron un nuevo contrato con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México para la conversión a coque de carbón de dos unidades (158 MW cada una) de la Central Termoeléctrica de Altamira por 280 millones de euros (unos 380 millones de dólares).
El pasado 11 de abril Alstom e Isolux firmaron otro contrato por 90 millones de euros (mde) con la CFE para la conversión de dos unidades de 158 megavatios de la central térmica de Altamira.
El proyecto adjudicado que se informa este miércoles incluye el diseño, la ingeniería, la fabricación, la construcción y la instalación de los equipos, obras electromecánicas, civiles, de instrumentación y control, así como la rehabilitación y modernización de dichas unidades para extender su vida útil en treinta años adicionales.
Alstom es una de las empresas que participó en la construcción de la Línea 12 del Metro del Distrito Federal, que se encuentra parcialmente suspendida ante los riesgos por fallas estructurales.
La compañía está en negociaciones con Siemens y General Electric para vender su unidad de Energía.
Del importe total del proyecto, el primero que comprende una reconversión de estas características en México, 90 mde corresponden a Alstom, informó la compañía.
Isolux, como contratista principal y líder del consorcio, se encargará de la integración de la tecnología con el resto de suministros y trabajos que completan el proyecto.
Por su parte, Alstom suministrará la tecnología principal, que incluye dos calderas.
Actualmente la central mexicana utiliza fueloil como combustible y tras este proyecto pasará a utilizar coque de carbón y reducirá los costes operativos debido al menor precio de este producto.
Esta reconversión se inscribe dentro los compromisos establecidos en la Estrategia Nacional de Energía de México 2013-2027, que busca una generación de electricidad más limpia gracias a la mejora de la eficiencia de las actuales centrales térmicas.
Una vez completado el proyecto, la central de Altamira habrá reducido en un noventa por ciento las emisiones contaminantes de dióxido de azufre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada