diciembre 16, 2014

Reclaman el corte de luz

Reciben quejas por la imposición de nuevos medidores
Jueves, 11 de diciembre de 2014 - Edición impresa 

Para darle celeridad al sistema de Pago Programado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sus promotores “de a pie” realizan cambios sorpresivos de medidores electrónicos en los domicilios de Mérida, lo que trasgrede el manual público de este programa.

El lunes pasado, las oficinas de cobro de la CFE de Plaza Oriente y de la calle 59 con 56 fueron reflejo de esta anomalía porque decenas de usuarios reclamaron el “corte de luz” por falta de pago sin saber que debía pagar el consumo del servicio con la nueva tarjeta de prepago de esta empresa federal.

Relatos de dramas familiares, molestia por la falta del servicio, reclamaciones por pérdida de alimentos refrigerados y perjuicios en la rutina de los usuarios que entraron a la fuerza al Pago Programado, estuvieron presentes en esos módulos de atención al cliente.

Úrsula Sánchez Rocha, diseñadora gráfica de Grupo Megamedia, tuvo un fin de semana difícil porque se quedó sin el servicio de energía eléctrica, lo que trastocó su trabajo y actividades familiares, sin que nadie respondiera por el acto de la CFE.

La trabajadora cuenta que sin que le avisaran ni pidieran su autorización para el cambio de medidor y le entregaran la tarjeta de prepago, personal de la compañía Iusa, concesionaria para el cambio de medidores en Mérida, sustituyó su medidor antiguo por uno electrónico, el cual tiene los lectores y aditamentos para leer la nueva tarjeta de prepago.Confiada que su pago sería mediante el sistema actual de facturación, esperaba el bimestre para cumplir con esta obligació, pero el viernes cuando llegó a su hogar, después de su horario laboral, vio que no tenía energía eléctrica su vivienda. Lo reportó en dos ocasiones en horarios diferentes a la CFE, pero no atendieron su llamada.

No fue sino hasta el lunes que fue al módulo de Plaza Oriente y le entregaron su tarjeta de prepago tras varias horas de espera, cuando le explicaron lo sucedido.

“Había una larga fila el lunes. Todos fueron por el mismo motivo: a reclamar el corte de luz y la instalación sin permiso ni autorización del nuevo medidor”, señaló Úrsula Sánchez. “Había tanta molestia que hubo gente que lloró por los perjuicios que sufrieron. Una usuaria narró los problemas que pasó con su madre discapacitada por el corte de luz sin previo aviso”.

Hubo usuarios que comentaron que este cambio masivo que realizaron trabajadores de Iusa es porque la compañía lanzó un estímulo de $300 por cada medidor renovado en Yucatán, lo que dio pie a estas labores.

La propia CFE colocó carteles en sus oficinas donde informa a los usuarios los pasos a seguir para el ingreso al nuevo esquema de pagos de la empresa.Desde el primer punto dice que un activador visitará el predio, explicará el funcionamiento de la tarjeta de prepago y destaca en letras negras que “el cambio de modalidad es opcional”.El Diario solicitó una entrevista con funcionarios de la gerencia peninsular de la CFE para que hablara de la “imposición de medidores”, pero no ha habido respuesta.- J. Ch.

De un vistazo

Cambio opcional

LA CFE colocó carteles en sus oficinas con instrucciones para el ingreso al nuevo modo de pago. El letrero dice que un activador visitará el predio, explicará el funcionamiento de la tarjeta de prepago y, destaca en letras negras, “el cambio de modalidad es opcional”.

Inconformidade Numerosos usuarios reclamaron a la empresa diversos perjuicios relacionados con el corte de luz.

Fuente: Yucatan.Com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada