diciembre 19, 2016

“Cacería” de la CFE

Suspende el servicio a cientos de usuarios, por presunto robo de energía

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha suspendido el servicio a cientos de sus clientes en Mérida, entre empresas y casas particulares, en las últimas semanas, por su presunta participación en el robo de energía, y les ha impuesto multas que van desde los 150,000 hasta un millón de pesos.

La medida ha ocasionado una oleada de quejas, sobre todo entre los empresarios.

La suspensión sería parte de una campaña de la CFE para reducir el robo de energía eléctrica en la Península que, según algunas versiones, ascendería a $1,200 millones al año.

Para lograrlo, la paraestatal contrató a una compañía privada de Ciudad de México, que envió a una cuadrilla de 40 personas a Mérida para detectar a los usuarios que emplean “diablitos” o medidores alterados, de acuerdo con testimonios conocidos por el Diario.

Los cortes, que empezaron hace unos días, “se producen a diestra y siniestra”, señala en una entrevista el presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas de Yucatán, Miguel Novelo Velázquez.

Por su parte, Laura Estrada Loría, vocera de la CFE en la zona, confirma también la presencia de esa cuadrilla en Mérida, sobre todo en el último mes, y de los operativos para detectar la posible comisión de ilícitos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada